KiKxxl goes green

Construir un futuro seguro

​Al ser una empresa con un crecimiento sostenible, nuestro éxito depende también fundamentalmente de nuestra amplitud de miras y de una actuación responsable. Por ejemplo, con una estrategia inmobiliaria razonable y moderna no solo es posible cuidar el medioambiente, sino también ahorrar en costes a largo plazo.

Dado que la contaminación medioambiental y sus efectos cada vez son más patentes, apostamos por unas prácticas respetuosas con el medioambiente. En nuestra empresa, las medidas de ahorro energético se aplican ya en el trabajo diario y en el puesto de cada uno de nuestros empleados y empleadas.

ELECTRICIDAD

En todas las áreas empresariales se trabaja con pantallas de bajo consumo. Cuando no queda nadie en la oficina, las luces se apagan automáticamente y los equipos que no se utilizan también se apagan. Además, en todas las sedes han sustituido los viejos tubos fluorescentes por tubos LED.

CALEFACCIÓN Y AIRE ACONDICIONADO

La calefacción y el aire acondicionado se pueden ajustar por separado para cada oficina y controlarse adicionalmente de forma centralizada. El sistema de calefacción ha pasado de contar con calderas eléctricas de coste extremadamente alto a calderas de calefacción por gas, más eficientes desde el punto de vista energético. Al mismo tiempo, una gran parte de las bombas de calor se han sustituido por bombas de bajo consumo

PAPEL

Toda la documentación comercial, las tarjetas de visita y los folletos de la empresa se imprimen en papel reciclado. La contabilidad de sueldos y salarios se efectúa ahora exclusivamente mediante nóminas electrónicas y también se han digitalizado las actas de personal.

RESIDUOS

La basura se separa por categorías y los impresos que sobran se reutilizan como papel para anotaciones o borradores. En el comedor de Osnabrück, los menús para llevar se sirven en envases reciclables. Además, no se producen excedentes y la comida se aprovecha en su totalidad.